Dark Souls 2, Guía y experiencias
 

Principal / Dark Souls 2 / El Último Gigante

 
El último gigante, uno de los jefes iniciales. ¡Cuidado con los pisotones!

El último gigante, uno de los jefes iniciales. ¡Cuidado con los pisotones!

Recuerda que un enemigo en este juego, por débil que sea, puede ser toda una calamidad con un simple descuido tuyo. Este jefe, si bien es uno de los más sencillos del juego, puede eliminarte de un simple pisotón o calléndote completamente encima cuando se tira al suelo… la clave es PACIENCIA.

Ataques:

  • Puede tirarse hacia adelante y provovar mucho daño si estás cerca.
  • Si te acercas desde el frente, puede hacer un barrido con su brazo de forma horizontal.
  • También puede saltar hacia atrás y si te toca el pisotón, respira profundo, porque lo más probable es que termines de vuelta en tu hoguera.

La zona de batalla es muy amplia, así que procura correr, rodearlo o simplemente estar debajo de él, atento a cualquier ataque para esquivarlo. Corre entre sus piernas y ataca sus tobillos. Procura no quedarte sin energía, pues muy probablemente intentará pisarte.

Ataca sus tobillos y sal del camino según se requiera. Cuando consigues quitarle la mitad de vitalidad, sus ataques se incrementarán e incluso utilizará uno de sus brazos como un gran garrote. No te separes de sus tobillos y mantente atento mientras le atacas.

Cuando le vences, obtendrás por recompensa su alma y un número de almas cuantioso para tus inicios del juego.

 

Acerca del autor: admin

admin
 
 

Posts recientes en Dark Souls 2

 

Deja un comentario