Dark Souls 2, Guía y experiencias
 

Principal / Artículos / ¿Qué es tu avatar para tí?

 

Les presento a mis princesas antes de comenzar mi historia:

Esta vez he reunido experiencias de los recorridos de mis princesas a través de sus fantásticos mundos. Aunque incluyo algunas breves historias con Diana, mi maguita y Helen, mi hechicera oscura, estas pasan sin mayor novedad. Debido a que al menos en esta semana de recopilación, las invasiones fueron un tanto monótonas y en otra ocasión, incluso, hasta los enemigos del entorno hacen el trabajo por mí.

Esta gatita hermosa es Diana, mi maguita de nivel 240:

En esta semana, mi princesa acude a ajusticiar a un pecador empedernido…



Otra de mis princesas es Helen, mi hechicera oscura. Aquí la tenemos haciendo amistades.

Y si estamos aburridas, mi princesa acude ocasionalmente a algunos torneos amistosos.

La mayoría de las pequeñas batallas las llevo a cabo con Misaki, mi clérigo consentida y con la que me gusta jugar en cada rincón de este juego. Por lo general, mis otras niñas las reservo para PVE y ocasionalmente para PVP, pero es con Misaki con quien experimento muchas invasiones… y eso que es la de mayor nivel de todas. No tengo ningún problema para invadir culpables, para ser invadida o incluso para ir de peleonera a la arena cuando me siento aburrida y con deseos de aprender nuevos “pasitos de baile”. Aunque por otro lado, tiene mucho que ver el que la uso más a ella.

Con Misaki no todo es torneo amistoso, ya que de vez en cuando encuentra invasores con ganas de hacerle mucho daño.

De vez en cuando en sus andanzas, siempre hay un rojito con ganas de pleito…

Y claro! También encontramos a los que se curan si van perdiendo. Ni hablar! parte de este juego.

A veces acudo a defender guerreros en apuros asediados por la pandilla rojita.

No todo es invasiones. Mi princesita acude voluntariamente en busca de emociones a la arena también.

Los centinelas azules que han tenido más de 50 batallas ganadas, obtienen un aura azul hermosa… ¡Yo quiero una!  😀  😀  😀

Me es curioso cuando de pronto me han escrito algunos “machotes de pelo en pecho”: “¿por qué les das nombres a tus personajes?” “¿Por qué les dices así en un juego oscuro como es Dark Souls?” Emmm.. buena pregunta. La verdad desde que inicié en Dark Souls 1 vengo haciendo eso sin casi darme cuenta… sólo sale. Supongo que es la diferencia entre tener a muchos guerreros malotes, pecho peludo y con personajes a los que les ponen “soy_machote0102” o “ya-teaguadetufiesta1245” y por otro lado a una, dos o tres chicas que deambulamos por ahí (hasta ahora al menos en mis contactos somos 3 chicas) jugando la misma aventura y dando una identidad distintiva a nuestro avatar, pues después de todo, aunque muchos no lo reconozcan, parte de nosotros va implícito en nuestro personaje… si somos pasivos y sólo queremos llegar a nuestra meta sin ver a otro lado, si somos aventureros y exploramos cada rincón, si somos abusivos y buscamos batallas pero además nos burlamos del que pierde, si buscamos una batalla justa y esperamos a nuestro invasor, si somos montoneros y esperamos al enemigo con 2 guardaespaldas (ojo: no me refiero cuando vamos directo al jefe, sino a aquellos que a propósito esperan al invasor con su armada personal) o si nos gusta ayudar a otros y ganar muchas recompensas en el intento, todo eso se verá reflejado en nuestro avatar: parte de nosotros ¿o no?.

Yo sólo digo: No hagan corajitos, ni se pongan a patear tirados en el piso porque les vencen… o sean engreídos cuando consiguen vencer… creo que sólo estamos para divertirnos. Un día quizá ya no nos será posible por trabajo, por deberes familiares, o situaciones muy personales, así que sólo disfruten su momento sin importar su edad.

 

 

Acerca del autor: admin

admin
 
 

Posts recientes en Artículos

 

Un comentario

  1. para mi mis avatares son yo mismo

Deja un comentario